Innovación

La robótica sanitaria impulsa la innovación con la cirugía asistida por la automatización de tareas, tratamientos -que los hace más eficaces- y el análisis de datos de pacientes en tiempo real.

Un equipo de investigadores, de las universidades Polítécnica y Carlos III de Madrid y del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, han desarrollado un sistema para la realización de terapias de rehabilitación en pacientes con problemas de movilidad en las extremidades superiores. Gracias al uso de un robot social y técnicas de inteligencia artificial, esta investigación permite mejorar el desarrollo de estas sesiones, incrementando la interacción con el paciente, capturando su atención y brindando una herramienta de gran utilidad a los terapeutas encargados de estas sesiones.

Métricas exactas

Los dispositivos robóticos están diseñados para obtener métricas más exactas y objetivas tanto de los procesos como de la síntesis de resultados. Estos datos los utilizan el equipo de especialistas para diseñar el abordaje más efectivo e ir revaluando y modificándolo de forma permanente y personalizada.

Facilita compartir conocimientos

Facilita que los médicos rehabilitadores y el resto de profesionales involucrados compartan el conocimiento de los avances mediante el registro de las métricas en bases de datos en caso de necesidad.

Acortan los tiempos de recuperación

Por lo general, acortan los tiempos de recuperación gracias a la intensidad de la terapia, aunque esto depende de cada caso.

Incrementa la motivación

Para muchos de nuestros pacientes el trabajar la recuperación funcional con robots de última generación les motiva al no ser una terapia convencional.

Real World Evidence
Evidencia Clínica Real

El Real World Evidence es la evidencia que se obtiene del análisis del Real World Data (Datos Clínicos Reales), dicha evidencia puede ser información sobre los beneficios o los riesgos del empleo de un tratamiento en la población general en la práctica clínica habitual.
Esta evidencia se puede obtener del análisis de múltiples fuentes de datos, desde las más tradicionales como los estudios y ensayos clínicos hasta los datos obtenidos de las innovaciones tecnológicas como los electrocardiogramas de algunos dispositivos móviles. La combinación de los datos obtenidos por ambos métodos permite predecir mejor el comportamiento de una enfermedad o los beneficios y riesgos del empleo de los tratamientos.

Las operaciones asistidas por robots no son solo una visión futurista, sino que son una rutina diaria en muchos quirófanos de todo el mundo en la actualidad.

En resumen, a medida que crezca la robótica médica, se introducirán más robots en el campo médico para reducir la carga de trabajo de los trabajadores de la salud. Si bien los robots no pueden reemplazar ciertos roles de los humanos, especialmente en áreas como la salud mental, sus beneficios en el cuidado de la salud en un futuro son innegables.